Autor Tema: Juzgan a un conductor por causar la muerte a un GC de Tráfico en Alcúdia  (Leído 73 veces)

Desconectado Dikxon

  • GDA
  • Admin-1
  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 601
  • Votos usuarios: +31/-0
  • Hola compañero...
    • Ver Perfil
    • GDA.- Guardianes del Asfalto
Juzgan a un conductor por causar la muerte a un GC de Tráfico en Alcúdia
« en: Jueves 01 de Noviembre de 2018. 00:05 horas. »
Juzgan a un conductor por causar la muerte a un guardia civil de Tráfico en Alcúdia

La fiscal ha solicitado dos años y medio de cárcel para el acusado, que ha pedido perdón y ha alegado que solo asomó el coche para intentar adelantar

Un conductor de mediana edad ha sido juzgado este lunes en Palma por causar la muerte a un motorista de la Guardia Civil de Tráfico tras arrollarle de frente al invadir el carril contrario cuando trataba de adelantar el pasado 15 de junio de 2009 en la carretera de Inca a Alcúdia, en el término municipal de esta última localidad.
El acusado, de origen cubano y que fue detenido el 16 de noviembre de 2017 en Miami (Estados Unidos) y posteriormente extraditado a España, ha asegurado que no recordaba el accidente. "Iba despacio porque había tráfico denso, no tenía prisa por llegar a Palma", ha indicado.

Según su versión, en esas fechas no tomaba medicación para la depresión ni tampoco bebió alcohol. "Solo me asomé con el coche. Delante tenía un camión. Me asomé para ver cómo estaba el tráfico. Yo quería adelantar al camión. Recuerdo que tenía poca visibilidad y por eso me asomé nada más. No recuerdo haber invadido el carril contrario", ha insistido. "Yo señalicé la maniobra, no tenía prisa, fue una maniobra normal", ha añadido.

"Mi intención era adelantar. No vi la moto circulando por el otro carril. Solo asomé el morro", ha aclarado. Sin embargo, el resto de testigos y un perito de la Guardia Civil han coincidido en que invadió prácticamente todo el carril contrario con una repentina maniobra muy peligrosa, que no pudo evitar la víctima, que falleció en el acto. Además, ninguno vio el camión del que habla el encausado.

La fiscal ha solicitado para el conductor sospechoso una pena de dos años y medio de prisión por un delito de homicidio por imprudencia grave y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un periodo de tres años y medio, lo que conlleva la pérdida de vigencia del carné de conducción. Además, ha pedido que se le expulse de España por un plazo de cinco años.

La acusación particular, en representación de la familia del agente fallecido, ha pedido la pena máxima. Mientras, el abogado defensor ha reclamado la libre absolución de su cliente al considerar que los hechos constituyen una antigua falta, que en la actualidad están despenalizadas, o de forma alternativa una pena mínima de tres meses de cárcel por homicidio imprudente con la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas como muy cualificada.

Al final del juicio, el encausado, que ha permanecido cabizbajo durante toda la vista, ha aprovechado el turno de la última palabra para pedir perdón sin poder contener las lágrimas. "No tengo palabras para pedir perdón. Son cosas que pasan, la verdad es que me duele. Sé que con esto no voy a aliviar el dolor. Yo les pido perdón. Créanme de corazón que lo siento. Yo tengo familia también. Les pido perdón", ha destacado con la voz entrecortada y llorando.

Poco después, el caso ha quedado visto para sentencia. Un testigo ha señalado que la colisión frontal se produjo pasadas las siete y media de la mañana del 15 de junio de 2009. "Yo iba a trabajar, iba detrás de una pareja de la Guardia Civil. De repente, un coche de frente se pasó al otro lado. Fue una maniobra brusca, repentina, se metió entero en el carril contrario, le dio de lleno al motorista de la Guardia Civil. La moto salió volando con el agente. Él cayó al suelo y falleció", ha recordado. "El coche salió de forma brusca. Pensé '¿dónde va este tío?', ha agregado.

El otro guardia civil que acompañaba a la víctima ha coincidido en que "fue una invasión clara del carril contrario, fue como una explosión, el coche lo vi completamente de forma frontal en nuestro carril". Según su versión, su compañero no tuvo tiempo de reaccionar ante la súbita maniobra del turismo, un Hyundai Lantra. "Creo que fue un intento de adelantamiento que le salió mal, no creo que fuera un desvanecimiento", ha manifestado.

Otro agente de Tráfico que investigó el siniestro ha recalcado que el sospechoso circulaba a una velocidad superior a la permitida, a unos 115 kilómetros por hora, en un tramo cuyo límite es de 100 kilómetros por hora.  "Es una temeridad circular a esa velocidad", ha subrayado.

Un perito de la Guardia Civil ha concluido que la colisión frontal fue muy violenta, ya que no había huellas de frenada previas ni de derrape. "Fue una colisión frontal limpia, las velocidades de ambos vehículos se suman. La motocicleta incluso se incendió, hubo que apagarla. Días después, acudí al hospital donde estaba ingresado el conductor. Me dijo que iba a 110 o 115 kilómetros por hora. Lloraba, estaba afectado, no recordaba nada más. Me dijo que estaba en tratamiento por depresión por problemas familiares. Su esposa nos dijo que estaba en proceso de separación y que él estaba medicado por la depresión", ha explicado el investigador.

Fuente.-https://www.diariodemallorca.es/sucesos/2018/10/29/juzgan-conductor-causar-muerte-guardia/1360600.html#
Tened cuidado ahí­ fuera, os quiero a todos de vuelta...
SÍGUENOS EN

 

Sitemap 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21